Exhortación Christus vivit: El Papa señala los propósitos de la sexualidad

En la Exhortación Apostólica Postsinodal Christus vivit (Cristo vive), publicada este martes 2 de abril, el Papa Francisco afirmó que la sexualidad “tiene dos propósitos: amarse y generar vida”.

En el texto de 299 puntos, el Santo Padre dedica una parte a la vocación al matrimonio, a “los jóvenes sienten con fuerza el llamado al amor, y sueñan encontrar la persona adecuada con quien formar una familia y construir una vida juntos”.

En este sentido, afirmó que la sexualidad “es una pasión, es el amor apasionado. El verdadero amor es apasionado. El amor entre un hombre y una mujer, cuando es apasionado, te lleva a dar la vida para siempre. Siempre. Y a darla con cuerpo y alma”.

El Papa recordó que “Dios nos creó sexuados. Él mismo creó la sexualidad, que es un regalo maravilloso para sus creaturas. Dentro de la vocación al matrimonio hay que reconocer y agradecer que «la sexualidad, el sexo, son un don de Dios. Nada de tabúes. Son un don de Dios, un don que el Señor nos da”.

 “Me gusta pensar que dos cristianos que se casan han reconocido en su historia de amor la llamada del Señor, la vocación a formar de dos, hombre y mujer, una sola carne, una sola vida. Y el Sacramento del matrimonio envuelve este amor con la gracia de Dios, lo enraíza en Dios mismo. Con este don, con la certeza de esta llamada, se puede partir seguros, no se tiene miedo de nada, se puede afrontar todo, ¡juntos!”.

El Papa no ocultó los problemas a los que se enfrentan las familias, problemas que “llevan a muchos jóvenes a preguntarse si vale la pena formar una nueva familia, ser fieles, ser generosos”.

A esos jóvenes el Papa les dice “que sí, que vale la pena apostar por la familia y que en ella encontrarán los mejores estímulos para madurar y las más bellas alegrías para compartir. No dejen que les roben el amor en serio. No dejen que los engañen esos que les proponen una vida de desenfreno individualista que finalmente lleva al aislamiento y a la peor soledad”.

Por otra parte, también hizo un llamado a la formación para el matrimonio, sobre todo en una época en la que “reina una cultura de los provisorio, que es una ilusión”. La mentira de “creer que nada puede ser definitivo”.

Frente a esa cultura “es necesario prepararse para el matrimonio, y esto requiere educarse a sí mismo, desarrollar las mejores virtudes, sobre todo el amor, la paciencia, la capacidad de diálogo y de servicio. También implica educar la propia sexualidad, para que sea cada vez menos un instrumento para usar a los demás y cada vez más una capacidad de entregarse plenamente a una persona, de manera exclusiva y generosa”.

El Papa Francisco firmó la Exhortación Apostólica Postsinodal Christus vivit el pasado 25 de marzo de 2019 en el Santuario Mariano de la Santa Casa de Loreto. Según reconoce en la misma Exhortación, para su elaboración se inspiró en los temas, debates y conclusiones del Sínodo de los Obispos que se reunió en Roma del 3 al 28 de octubre sobre el tema los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional.

Fuente | ACIPRENSA

Facebook Comments