Apacienta mis ovejas | Domingo 5 de mayo de 2019

Queridos hermanos, en el Evangelio de este Tercer Domingo de Pascua, Jesús muestra, una vez más, su amor a los apóstoles. No habían pescado nada y les dice: “echen las redes”. También nosotros si en cualquier cosa quieremos tener éxito en la vida, tenemos también que lanzar las redes, pero siempre en el nombre del Señor.

Jesús sana las heridas que Pedro tenía por haberlo negado tres veces; sin embargo, Jesús no le retiró su amor, ya había dicho que sobre él edificaría su iglesia y ahora lo nombra pastor de toda la Iglesia, de sus corderos, de sus ovejas. Pedro es el primero entre los apóstoles, y el sucesor de Pedro es el Papa.

Hermanos, nuestra Iglesia está guiada por Cristo; Él acompaña a Pedro que conduce y ama a la Iglesia. Pidamos pues, por el Santo Padre, pidamos por los Pastores, porque el Señor es el que va guiando a la Iglesia.

Tú también, si alguna vez has fallado, como Pedro, dile al Señor: “Señor tú sabes que te quiero, tú sabes que te amo”; y el Señor nunca retirará su amor de ti, porque Dios es misericordioso.

La bendición de Dios Omnipotente: Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre ti y permanezca para siempre. Amén.

+ Mons. Luis Artemio Flores Calzada

Obispo de la Diócesis de Tepic

— — — — —

III Domingo de Pascua.
Hechos de los Apóstoles 5, 27-32. 40-41: “Nosotros somos testigos de todo esto y lo es también el Espíritu Santo”.
Salmo 29: “Te alabaré, Señor, eternamente. Aleluya”.
Apocalipsis 5, 11-14: “Digno es el Cordero, que fue inmolado, de recibir el poder y la riqueza”.
San Juan 21, 1-19: “Jesús tomó el pan y el pescado y se los dio a los discípulos”.
Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *