Una Iglesia viva: laicos que transforman el mundo

Comparte:

Instituto Teológico Bíblico para Laicos

Formación de laicos

 

En el mes de julio se llevó a cabo la clausura del curso 2014-2015 del Instituto Teológico Bíblico para Laicos, de donde egresó la segunda generación. El acto académico tuvo lugar en el aula magna de las instalaciones del instituto y como acción de gracias se celebró la Eucaristía en la Parroquia de San Rafael, presidida por el Obispo Luis Artemio Flores Calzada.

 

Profundizar en la vocación laical

Durante la ceremonia de clausura, el Padre Bernardo Becerra Gómez, director del instituto y padrino de la generación egresada, señaló la importancia que tenemos los laicos en la vida de la Iglesia: “Mientras no entendamos y asimilemos, tanto clérigos, Vida Consagrada y laicos, la realidad eclesial del laico, estaremos desperdiciando todas las posibilidades evangelizadoras de la Iglesia que no toma en cuenta la fuerza significativa de los laicos. Por desgracia, esta eclesiología del Vaticano II no ha sido suficientemente asumida y, en algunos casos, ni siquiera aceptada” (G. Alberigo y J.P. Jossua en “La Recepción del Vaticano II”).

Esta revalorización tiene que proceder “del descubrimiento de la vocación laical en sí misma, esto es: de la condición que tiene todo bautizado de la cual brota la urgencia de hacer presente el Reino de Dios en el mundo, ya que la escasez de sacerdotes y religiosos no pueden ni deben abarcar solos esta realidad.

Al profundizar el análisis de la vocación laical en la Iglesia, se tienen que cuestionar seriamente las otras dos formas de vocación cristiana: la sacerdotal y la de la Vida Consagrada.

En una reflexión profunda de una eclesiología de comunión y participación, partiendo del Bautismo, en la triple condición de Cristo: sacerdote, profeta y rey, nos dará por resultado unos laicos conscientes y bien formados que respondan a las exigencias del mundo de hoy que reclama una Nueva Evangelización.

Esta reformulación teológica del “laico” no será posible hacerla de una forma aislada. Implica, de forma necesaria y esencial, una revisión teológica paralela de la figura del ministro ordenado y la de la Vida Consagrada. Las tres son formas vocacionales de vivir la Iglesia, aunque de una forma “específica y peculiar”, la única vocación a la fe en el seguimiento de Cristo en cada una de las tres formas. Hay que profundizar la forma de hacerlo en cada una de las vías.

34 Laicos graduados

Nuestro Obispo Ricardo Watty, de feliz memoria, entendió muy bien esta urgencia. Por eso creó y apoyó este Instituto de Formación Bíblico-Teológico-Pastoral para Laicos. Hoy entregamos a la Iglesia Diocesana la segunda generación de laicos comprometidos y formados en su fe. Gracias al esfuerzo de varios de los sacerdotes de la Zona Centro de Tepic, que a pesar de que las clases se imparten los días sábado, hacen un espacio dentro de sus múltiples ocupaciones pastorales para compartir sus conocimientos con nuestros hermanos laicos, sabedores de que es la mejor inversión para ir creando una Iglesia que sea evangelizada y evangelizadora.

Treinta y cuatro laicos preparados regresan a nuestras parroquias a dinamizar la vivencia de una Iglesia viva, que como dice el lema del instituto, “Una Iglesia viva, con sus laicos, transformando el mundo”.

 

“Conocer a Dios y a su Iglesia”

En esta emotiva ceremonia de egreso el señor Horacio Modesto Ramos pronunció unas palabras en representación de todos sus compañeros, en las que se destacó su alegría por terminar su formación: “La motivación fue la de conocer, saber más de Dios y de la Iglesia. Nos dimos cuenta de que había muchas cosas que ignorábamos; poco a poco fuimos descubriendo la riqueza no solo espiritual, sino también humana de todos aquellos que por amor a Dios entregaron su vida y dejaron su testimonio. Las diferentes materias que cursamos fueron como una especie de puertas que se abrían y nos permitían entrar para poder mirar y asombrarnos de las maravillas de Dios, aprendimos y profundizamos más en nuestra doctrina”.

Llamado a todos los laicos

Tú, como laico, también puedes formar parte de este instituto. Si te interesa profundizar y vivir tu fe cristiana tomando conciencia de su condición de Iglesia viva para incidir y transformar todas las realidades temporales del mundo que la rodea, el Instituto Diocesano de Formación Laical Teológico Pastoral ofrece una formación católica de manera integral y sistemática a todo fiel cristiano para que tome conciencia de vivir eficazmente su vocación y misión en la Iglesia y en el mundo. El curso tiene una duración de cuatro años, divididos en ocho semestres.

Las clases dan inicio el 22 de agosto, a las 5:00 pm, con una Misa. Para mayores informes comunícate al teléfono (311) 213 9498.

 

Irma Patricia Valdez Parra

———–

Comentarios a la autora: (Valdez@lasenda.info)

 

Comparte:
Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *