Reforma Electoral: Menos dinero a propaganda política

Comparte:

Este 2009 es un año electoral. El 5 de julio elegiremos directamente a 300 diputados federales, y a otros 200 por la vía de la Representación Proporcional; en total serán 500. Nos hemos dado cuenta que el proceso electoral ha comenzado, por los spots y la propaganda electoral en los medios de comunicación, así como en las calles de nuestras ciudades, que ya comienzan a lucir pintas de los partidos políticos en bardas y otros sitios.

En esta elección próxima, asimismo, en todo el país se pondrá a prueba la nueva y controvertida Ley Electoral, de la que se ha hablado y discutido mucho en los medios, sobre todo en la televisión.

Cabe recordar que esta Ley ya se aplicó en el Estado de Nayarit en la elección del año pasado, en la que se eligieron a presidentes municipales, regidores y diputados locales, y se pudieron notar algunos cambios en el proceso electoral.

Reforma Electoral 
La Reforma Electoral presenta diferencias significativas respecto a procesos anteriores, y uno de sus objetivos principales es el ahorro de recursos económicos, pues sumas cuantiosas de los presupuestos de los partidos políticos –dinero que es aportado por los ciudadanos vía impuestos– iban a parar a las arcas del duopolio televisivo de nuestro país: Televisa y Tv Azteca. Sin embargo, en el proceso electoral de este año, los partidos políticos, gracias a esta reforma, no podrán contratar tiempo aire en los medios de comunicación, con el fin de transmitir propaganda de los proyectos de cada uno de sus candidatos.

Entonces, ¿por qué, a lo largo del día, por la televisión se transmiten numerosos spots promocionales que tienen que ver con los partidos políticos?, ¿nos cuestan a los ciudadanos esos anuncios? Comenzaré diciendo que estos spots no le cuestan a los partidos políticos, pero a los ciudadanos sí, puesto que se trata de un tiempo aire que las televisoras deben ceder para la promoción de programas del gobierno, y que en tiempos electorales es utilizado por las agrupaciones políticas. El Instituto Federal Electoral (IFE) es el encargado de distribuir dicho tiempo entre los partidos.

Una reforma que resta ganancias a los medios
Los medios, en particular las televisoras, se inconformaron en contra de las medidas de la nueva Ley Electoral; sin embargo, su mayor enojo se debe a que van a dejar de percibir grandes cantidades de dinero por concepto de spots electorales. Para que nos demos una idea, en el año 2000 el PRI gastó, tan sólo en propaganda, 276 millones 39 mil 857 pesos, siendo Radio Fórmula y Televisa los medios que más le facturaron; es decir, su molestia radica en que los recursos que los partidos políticos destinaban a publicidad de sus candidatos, ya no irá a parar a las cuentas de estos empresarios.

Con el fin de amarrar aún más a esta ley, se prohíbe a los particulares pagar tiempo aire para el candidato de su preferencia, como se daba en años anteriores; además, es dinero que no se sabe de dónde viene, como puede ser de un empresario o gente de buena fe, igual puede provenir de actividades ilícitas, por ejemplo del narcotráfico; y esto es lo que trata de evitar la Ley.
Otra nueva disposición es que las campañas electorales federales no durarán más de 90 días, lo que ha sido visto como un alivio por muchas personas, porque las anteriores, por largas, provocaban fastidio, rechazo y falta de interés.

El reto de los partidos políticos 
Aun cuando los medios de comunicación no pueden ser utilizados por los partidos políticos para fines propagandísticos, porque la Ley Electoral se los prohíbe, sí emplearán mucho dinero en otro tipo de publicidad, como pinta de bardas, pendones, espectaculares, entre otros; lo cual también es un gran gasto. Aún con esto, los partidos tendrán que ser muy creativos para convencer a los electores de que voten por su propuesta, ya que entre la ciudadanía, para nadie es desconocido, existe un gran desencanto por la política en general.
A este reto de los partidos de llevar a los ciudadanos a las urnas, se suma el IFE, porque dentro de sus funciones está incluida la transmisión de propaganda cuyo objetivo es influir en la gente para que asista a votar el día de elección, y que, además, lo haga de una manera consciente, conociendo las diferentes propuestas para poder tomar la mejor decisión.
En el caso de esta elección está en juego la credibilidad del IFE, de los partidos políticos y de la Reforma Electoral misma, que pretenden llevar al ciudadano a votar; de no ser así, quedarán en entredicho estas tres instancias.

Tiempo para la política
De febrero a julio de este año, el tiempo de propaganda política en los medios de comunicación es de 48 minutos al día, comprendidos desde las seis de la mañana a las doce de la noche.


¿Cómo se distribuyen el dinero?

Distribución de recursos económicos para la elección de 2009, por partido político:

PAN    759 millones 363 mil 129.76 pesos
PRI    531 millones 235 mil 897.67 pesos
PRD    456 millones 470 mil 557.82 pesos
PVEM    228 millones 637 mil 396.49 pesos
PT    216 millones 513 mil 876.21 pesos
Convergencia    204 millones 712 mil 727.93 pesos
Nueva Alianza    191 millones 863 mil 629.69 pesos
Partido Socialdemócrata    142 millones 832 mil 372.14 pesos

¿Cuál crisis para los políticos de México?

Fuente del recuadro: Notimex [28 de enero del 2009].

Luis Julián Marín Velázquez

Comparte:
Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *