¿Qué es la superstición?

Comparte:

Según el Catecismo de la Iglesia Católica, la superstición es “la desviación del sentimiento religioso y de las prácticas que impone”. El catecismo señala que la superstición puede afectar también al culto que damos al verdadero Dios, como cuando se atribuye una importancia, de algún modo mágica, a ciertas prácticas, que son legítimas o necesarias cuando se hacen de manera adecuada. Es una forma equivocada de expresar la propia fe, confiando en objetos, palabras, ritos o fuerzas imaginarias.

Algunas supersticiones

Entre los ejemplos de superstición más comunes se incluye la creencia de que la mala suerte caerá sobre aquel que se cruce con un gato negro. Otra más dice que aquel que pasa por debajo de una escalera sufrirá una desgracia.

El uso de “amuletos de la buena suerte”, como herraduras de caballo, patas de conejo, monedas que se guardan o usan para alejar el mal o atraer la buena suerte. Otra muy común es la de creer que se atrae la mala suerte cuando se abre una sombrilla (paraguas o quitasol) en la casa, porque puede traer desgracias tanto a la persona que la abre como a la familia que vive allí. Se dice también que el número 13 es de mala suerte; por eso, cuando el día 13 del mes cae en martes o en viernes, quien desee evitar un suceso desfavorable, lo mejor es que permanezca en casa. La peor desgracia que le puede suceder a alguien, dicen también algunos supersticiosos, es romper un espejo, puesto que le traerá ¡siete años de mala suerte! Y todo esto como consecuencia de romper un simple espejo.

El diccionario de la Real Academia dice que la superstición es “una creencia extraña a la fe religiosa y contraria a la razón. Fe desmedida o valoración excesiva respecto de algo”.

Carmina Hidalgo

———-

Comentarios al autor (carmiyroman@gmail.com )

 

Comparte:
Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *