La Senda

Once mujeres laicas consagradas

En el mundo sin ser del mundo

En una solemne celebración Eucarística, presidida por Mons. Alfonso H. Robles Cota, Obispo de Tepic, en el templo en construcción María Reina de la Paz, tuvo lugar la profesión de votos perpetuos y temporales de once mujeres laicas consagradas, integrantes del Instituto Secular de la Adoración Perpetua de Jesús Eucaristía.

El instituto está integrado por personas seglares que se consagran a Dios para servir en el mundo. La madre María Rosario Torres Aguirre lo fundó en Tepic en el año de 1992, y actualmente tiene 20 integrantes; el domingo 16 de diciembre se hicieron los primeros votos perpetuos.

El Padre Humberto Meda Lomelí, asesor del instituto, señaló que ahí se da la preparación para hacer una consagración de vida como laicos especialmente a Cristo en la Eucaristía. “Me siento contento por esta celebración, por los regalos que Dios nos hace; y si alguien se siente movido a integrarse, la invito a que se anime a entregarse de esta manera. Pido asimismo a Dios para que este instituto crezca, se multiplique y dé muchos frutos”, dijo el Padre Humberto.

La madre Torres Aguirre, emocionada, comentó: “Quiero hacer una invitación a todas las muchachas y personas que no tengan compromisos matrimoniales, que vengan a conocer la institución, para que sirvan a Dios y a sus hermanos desde las realidades del mundo, es decir, desde sus trabajos, con sus amigos, dentro de la sociedad. El instituto está llamado a ser sal de la tierra, como Jesucristo lo quiere”.

Las elegidas

Votos perpetuos:
Srita. Sofía Sifuentes.
Srita. María del Carmen Ruiz.
Srita. Matilde Ramírez.
Srita. Evelia Vergara.
Srita. Ángela González.
Srita. María Candelaria Legaspi.
Srita. Martha Beatriz Medina.

Votos temporales:
Srita. Aurelia Amalia García.
Srita. María Griselda López Martínez.
Srita María Magaña Lemus.
Srita. Laura Pedroza Hernández.

TESTIMONIOS DE LAS CONSAGRADAS

Srita. María del Carmen Ruiz Estrada
Me consagro a Cristo porque lo amo. Desde chica he estado muy cerca del Santísimo y el llamado se dio por medio de una amiga que me invitó a pertenecer al instituto. Hoy siento una gran alegría y mucho agradecimiento para con el Señor y la Santísima Virgen, que me ha acompañado.

 

Srita. María Candelaria Legaspi Saldaña 
Dios dispone, Dios sabe cuando, Dios sabe en que momento lo llama a uno. Me siento muy emocionada. Para mí, consagrarme a Cristo es cumplir un ideal, y con la preparación que hemos recibido queremos servir al prójimo siempre, en el nombre de Dios. Como a nosotros, a esta edad Dios nos llama, pero el Señor ya lo tenía todo preparado; nosotros ya hicimos una labor, atendimos a nuestros padres, ellos no sufrieron soledades, los entregamos, Dios los recogió y ahora Él nos compensa de una manera muy grande al darnos este premio.

 

Srita. Ángela González Delgado 
Me siento muy emocionada, muy contenta, porque desde que nací quiero mucho a Jesús. El llamado que me ha hecho es algo que no se puede explicar.

 

Srita. Martha Beatriz Medina Martínez 
Siento mucha emoción, gusto, alegría, y tengo un montón de sentimientos encontrados. Es una gran satisfacción dedicar mi vida a Él. En primer lugar, le agradezco por la vida, y sé que quiero servirle.

Srita. Matilde Ramírez Zaragoza
Lo que siento no podría explicarlo, y lo mejor es que ahora estamos en manos de Dios. Desde siempre me he sentido atraída hacia Él, disfruto mucho las Misas desde muy joven, sobre todo las concelebradas. Le doy gracias a Dios porque me ha permitido participar con mi vida y mi servicio que hoy se fortalece con mi consagración.

 

Srita. Sofía Sifuentes Navarro 
Me siento muy feliz, le doy gracias a Dios y a la Santísima Virgen porque siempre desee hacer esto, aunque nunca quise entrar a un convento, sino sólo consagrarme, pero en el mundo. Sentí el llamado por medio de una amiga que me invitó a una reunión con las madres adoratrices, donde nos hablaron sobre la vida consagrada viviendo en el mundo; asistí sin pensar siquiera que me iba a quedar.

 

Srita. Evelia Vergara García 
Me siento feliz. He estado esperando esta fecha y la que el Señor decida para llamarme. Hoy comienza una etapa diferente, y esto es lo más importante para mí y lo que llena mi corazón. Siempre he amado al Señor y he querido ser siempre de Él. Desde pequeña me han gustado las cosas de Dios: recuerdo que en la primaria lo que más me gustaba era la historia sagrada, todo se me olvidaba, pero la historia sagrada nunca.

 Patricia Valdez

Facebook Comments
Comparte:

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *