Luis Villoro Toranzo

Comparte:

Un  español muy mexicano y filósofo deslumbrante

 

Luis Villoro Toranzo (1922-2014) era un hombre cabal y afable, un filósofo deslumbrante que dejó una gran obra para México y, sobre todo, era un ser de ideas y convicciones que siempre estuvo al lado de la justicia, de las causas sociales y de la democracia.

 

Villoro: filósofo deslumbrante

Villoro nació el 3 de noviembre de 1922 en Barcelona, España, de padres mexicanos. Cursó la licenciatura en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, y realizó estudios de posgrado en la Universidad de La Sorbona, en París y en la Ludwiguniversität de Munich, Alemania. Obtuvo su doctorado en filosofía en la UNAM. En 1948 comenzó su labor docente como profesor en dicha Facultad de Filosofía y Letras. Fue un pensador original, diplomático, funcionario e investigador emérito de la UNAM; fue el maestro formador de varias generaciones de filósofos y un gran defensor de los derechos de los pueblos originarios y los movimientos obreros.

Luis Villoro marcó una etapa de desarrollo en la filosofía del país y por ello fue “un filósofo deslumbrante que deja a México un legado muy importante”. Su pensamiento abrió senderos en la cultura y política nacionales. Para el escritor José de la Colina, el filósofo fue un hombre que se adentró en cuestionamientos del hombre, que se interesó en la intimidad intelectual y la relación con la otredad, entendiendo esto como la relación del hombre con los otros hombres. Falleció a los 91 años de edad a causa de un paro respiratorio.

 

Legado para México

Entre sus publicaciones, se pueden señalar: Los grandes momentos del indigenismo en MéxicoEl proceso ideológico de la revolución de Independencia,Páginas filosóficasSignos políticos, y Creer, saber, conocer.

Algunos cargos importantes que desempeñó fueron los siguientes:

Embajador, delegado permanente de México ante la UNESCO en París (1983-87); secretario de la Rectoría de la UNAM (1961-62); director de la Revista de laUniversidad de México; fundador y coeditor de Crítica, revista hispanoamericana de Filosofía.

Miembro de El Colegio Nacional.

Coordinador de Filosofía y jefe de Estudios Superiores de la Facultad de Filosofía y Letras, UNAM (1967-1972).

Director de la División de Humanidades de la UAM Iztapalapa (1974-1978).
Miembro de la Junta de Gobierno de la UNAM y de la Junta Directiva (1972-1984).
Premio Nacional de Ciencias Sociales, Historia y Filosofía (1986).

 

(En próximas publicaciones de La Senda estaremos compartiendo con ustedes, queridos lectores, la síntesis de algunas de sus principales y más importantes obras).

 

Carlos García

Comparte:
Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *