Interés La Diócesis

La Iglesia católica se suma a la reconstrucción | Organización del apoyo a damnificados

El martes 30 de octubre, en la Parroquia del Señor de la Ascensión, en Santiago Ixcuintla, Nayarit, se llevó a cabo una reunión de todos los sacerdotes de la Zona Costa de Oro de la Diócesis de Tepic, con el objetivo de definir en conjunto las estrategias a seguir para afrontar la tragedia que trajo consigo el huracán Willa, que azotó el norte de Nayarit y el sur de Sinaloa el pasado 23 de octubre. De acuerdo a la información ofrecida por las autoridades civiles han resultado 180 mil personas afectadas, y aproximadamente más de 100 mil personas que perdieron todos sus bienes.

En la reunión también estuvieron presentes algunos miembros de la Curia Diocesana, representando al Obispo Luis Artemio Flores Calzada. Se contó con la asesoría de representantes de Cáritas Mazatlán y Adolfo G. Ordaz de Catholic Relief Services CRS.

Los párrocos de la zona norte del Estado de Nayarit reconocen y agradecen el gran esfuerzo que están haciendo los damnificados y los voluntarios para afrontar esta crisis humanitaria. Las comunidades parroquiales se han organizado, cada una desde su propia realidad, para ofrecer la ayuda que está al alcance de sus manos. Las muestras de solidaridad y fraternidad que se están viviendo anima a las personas que fueron afectadas. En las calles se percibe ayuda solidaria, que va más allá de las creencias religiosas, o tendencias políticas; son hermanos que están sufriendo y necesitan atención inmediata.

Como parte de la organización se establecieron dos grandes centros de acopio generales (Tuxpan y Acaponeta) de donde partirá la ayuda a las comunidades afectadas; cada parroquia de la zona norte del Estado también se ha convertido en centro de acopio. El Padre Javier Rodríguez Gil, párroco de Tuxpan es el coordinador general de los centros de acopio, apoyado por los párrocos de Tecuala y Acaponeta, todo en coordinación con el Padre Artemio Parra Carrillo, Vicario Episcopal de la Zona Costa de Oro (representante del Obispo en la zona norte del Estado de Nayarit).

En este tipo de contingencias existen tres etapas: la asistencial, la estadística y la de entrega de apoyos. En estos momentos nos encontramos en la etapa asistencial, atendiendo la emergencia. Se buscará el contacto directo con las autoridades civiles para trabajar en coordinación y conocer exactamente las dimensiones de los daños. Esta será una crisis que se tiene que atender a largo plazo.

Los párrocos advierten, lo que ya muchas personas han sacado a la luz, que hay personas abusando de la contingencia, que sin haber sido afectados –ni en sus personas ni en sus bienes– aprovechan la buena voluntad de quienes ofrecen alimentos, ropa y otros artículos para el hogar; éstas van a los centros de acopio o se aproximan a los vehículos que llevan la ayuda y se los llevan a sus casas, negándoles el auxilio a quien verdaderamente lo necesita.

Los fieles laicos y sus sacerdotes se comprometen, como iglesia, a que los productos y alimentos que se hagan llegar a los centros de acopio serán destinados directamente a las personas damnificadas, para esto se implementarán censos en las zonas afectadas para definir el tipo de ayuda que se ofrecerá.

El Obispo Luis Artemio Flores Calzada y el ecónomo diocesano, José Refugio Ángel, han hecho contacto directo con Cáritas México, y ya siguen protocolos que se tienen que cumplir para afrontar este tipo de emergencia. La ayuda de otras diócesis de la República Mexicana ya se empieza a recibir.

La Diócesis de Tepic reconoce que no puede dar solución a toda la crisis que se está viviendo, pero se suma –con la ayuda de sus fieles–, a tratar de aliviar el sufrimiento de los damnificados. Con la ayuda económica que se ha recibido hasta el momento se comprarán colchones matrimoniales, base para colchón, refrigeradores de 7 pies y estufas de mesa de cuatro parrillas (100 piezas de cada uno), y posiblemente cilindros de gas; todo esto se distribuirá a quien verdaderamente lo necesite a través de los párrocos de las zonas afectadas.

Centros de Acopio
La Diócesis de Tepic invita a llevar ayuda a los centros de acopio ya establecidos por las autoridades y otras organizaciones.

En la ciudad de Tepic se ha abierto un centro de acopio en la Parroquia del Purísimo Corazón de María (calle Lerdo 287 oriente, entre P. Sánchez y Guadalajara) de lunes a sábado de 9:30 AM a 1:30 PM y de 4:30 a 7:30 PM, domingo de 9:30 AM a 1 PM. Además de los centros de acopio que se han abierto muchas de las parroquias de la Diócesis de Tepic.

Donativos económicos:
BANCO SANTANDER
DIOCESIS DE TEPIC, A.R.
TARJETA: 4913 2700 0085 4882
CUENTA: 65506004983
CLABE: 014560655060049830

#FuerzaNayarit

Facebook Comments
Comparte:

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *