97 AÑOS DE LA CORONACIÓN PONTIFICIA DE NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO DE TALPA

La coronación Pontificia de Nuestra Señora del Rosario de Talpa, fue realizada, con la autorización del Papa Benedicto XV, en el mes de diciembre del año de 1921, pero este acontecimiento requería muchos preparativos, por lo tanto la coronación se llevó a cabo hasta el 12 de mayo de 1923.

La “corona” se realizó de finísimo oro con siete arcos de diademas en relación a los dones del Espíritu Santo, dos series de perlas mentadas al aire adornaban su faja interior, y en la superior descansa una esfera que representa el mundo y sobre ésta la Santa Cruz.

Contaba también con otras joyas: 119 brillantes, 11 diamantes, 6 esmeraldas, 3 zafiros y 119 perlas de distintos tamaños. Esta pieza la confeccionó el maestro Don Miguel Ignacio López en la ciudad de Puebla. Este maestro es el mismo que realizó los marcos que custodiaban la Virgen de Guadalupe del Tepeyac. Así mismo, hizo la custodia monumental para el primer Congreso Eucarístico en el año de 1925. Confeccionó también la corona para el pequeño niño Jesús que lleva la Santísima Virgen en su brazo. La coronación de Nuestra Señora de Talpa estuvo a manos del Excelentísimo Señor Obispo, Don Manuel Azpetia y Palomar, tercer Obispo de la Diócesis de Tepic, y el niño Jesús fue coronado por el Señor Arzobispo de Morelia, Don Leopoldo Ruiz y Flores.

Para esta festividad se mandaron hacer dos vestidos, uno de color blanco que utilizó para el novenario, confeccionado por las religiosas del Sagrado Corazón de Jesús en la ciudad de México, y otro de color azul en terciopelo, para el último día del novenario, el día 12 de mayo, confeccionado en Valencia, España, y elaborado por las madres salesianas.

Este 12 de mayo de 2020, celebramos 97 años de este acontecimiento que ha marcado la historia de nuestra Diócesis. Hoy, a nosotros nos corresponde guardar estos dones de Dios, para que sean tierra fértil en el trabajo de evangelización y prosperen como signo de la presencia y compañía del Padre con sus hijos y con su Iglesia.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *